viernes, 8 de enero de 2016

Propósitos para el 2016

El comienzo de un nuevo año es significativo. Estoy convencida de que todos, de manera inconsciente algunos, pasamos los últimos días de cada diciembre pensando en qué cambiar y qué mantener a partir del mes siguiente; que mientras hacemos el brindis con el champán empezamos a elucubrar sobre los propósitos; que nos encanta planificar el año desde el primer momento. Sin embargo es de sobra conocido lo que les pasa a estas ideas maravillosas: se las lleva el viento. Escribirlas ayuda, es cierto, y colgarlas en la red ya ni os cuento, para que por lo menos el primer mes la cosa vaya por buen camino. Pues helos aquí, mis propósitos para este 2016.

1) LEER A MUJERES
La idea surge de la entrada de Mariano Hortal, que se ha propuesto que este año sea el de las mujeres. A mí me resulta imposible (por las lecturas para la web en la que escribo y para clase) pero me llamó muchísimo la atención la idea. Parece una tontería, pero el año pasado la cantidad de libros escritos por mujeres que leí fue mínima. "Ya, es que yo no me fijo en el escritor sino en el libro", ya, me alegro, pero yo me estoy fijando ahora y tampoco te he preguntado. Pretendo evitar esa enormísima carencia de libros escritos por mujeres en mi haber mental y literario. Tengo ya una lista de autoras pendientes, comenzando con Flannery O'Connor (ya os hablé de ella): Sarah Waters, Joyce Carol Oates, Alice Munro, Ana María Matute, Belen Gopegui. Y más, claro. Ya os iré enseñando y por supuesto, estoy abierta a recomendaciones, que nunca son demasiadas y me encanta eso de abarcar muchísimo y no apretar nadita.

Y a explorar lo inexplorado (estoy muy entusiasmada con este propósito, la verdad). 

2) GÉNEROS NUEVOS
Este año es el definitivo: el que, esta vez sí, retomo la ciencia ficción y la fantasía (#risa). Me interesa moverme entre los géneros que aún no he probado, me queda mucho por leer y qué mejor manera que seguir un poco una cohesión genérica entre las lecturas. Quiero leer: novela negra (que me da mucha pereza, ya sabéis, pero me he levantado hoy comprometida con esto de leer), ciencia ficción y fantasía (ya, guapa) y terror terror terror (en vena y porque tengo un problema). De la romántica ya me olvidé para siempre, me parece a mí.

3) LO DE CASA
Además estoy interesada en ir leyendo lo que tengo en casa. Comprar libros es absurdo si no se leen, y tengo cosas en la estantería desde hace más de dos años. Este es el definitivo en el que me he hecho una lista de la que iré sacando los títulos: si no me apetece leerlo en ese momento y no me ha apetecido en dos años -muchos son de literatura juvenil que ya no me atrae- lo dono a la biblioteca y sanseacabó (es posible que tenga más de 80 títulos sin leer en mi habitación de casa, lo cual me parece flipante: ¿de dónde saqué yo tanto dinero?).

4) DIEZ NOVELAS PARA UN AÑO
Por último: planeo hacer una lista de diez novelas concretas para leer durante este 2016. Son libros que siempre he querido leer pero que voy aplazando por X o Y razones y que me apetece bastante leer de una santa vez. Recomendaciones de estas que se han convertido ya en una letanía, libros de esos que Todo El Mundo Ha Leído Menos Tú, Tía, etcétera. Son los siguientes:

-LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES/Stieg Larsson 
(si me gusta, los siguientes, aunque ya me han dicho que el bueno es el primero)
-UNA VACANTE IMPREVISTA/J. K. Rowling
-LAS LUMINARIAS/Eleanor Catton
-A BRIEF HISTORY OF SEVEN KILLINGS/Marlon James
-ATONEMENT/Ian McEwan
(¿son las primeras 100 páginas de lo más mágico que leí en 2015?)
-LOS DETECTIVES SALVAJES/Roberto Bolaño
-LA SUBASTA DEL LOTE 49/Thomas Pynchon
-HABLEMOS DE LANGOSTAS/David Foster Wallace
-EL JILGUERO/Donna Tart
-LAS CORRECCIONES/Jonathan Franzen


Aparte de esta selección –que para el que me conozca y hable conmigo tampoco tiene demasiada complicación, la verdad– tengo la intención de retomar la lectura de los ganadores y nominados de los distintos premios literarios del mercado (no, el planeta no), instaurar una cierta metodología en mis lecturas, aprobar los exámenes, tener una dieta equilibrada, salir a correr, controlar mis finanzas y... eh... qué pereza da empezar año, madre mía, dejémoslo ahí...



(saludos de mamarracha)